pensamientologicomatematico

PENSAMIENTO LOGICO MATEMATICO

DESARROLLO DEL PENSAMIENTO LÓGICO MATEMÁTICO

Para realizar un análisis concienzudo sobre lo referente al desarrollo del pensamiento lógico matemático es imprescindible traer a colación en primer lugar la definición de concepto, definido como  una agrupación de objetos, acontecimientos o situaciones que se expresan, en toda cultura, mediante un símbolo o signo de lenguaje, permitiendo reunir todo tipo de entes discriminablemente diferentes en una misma clase, expresándolos como equivalentes.

 La formación de los conceptos se da a través de las siguientes  etapas:

- Los estímulos del mundo exterior alcanzan nuestros sentidos y tienen lugar sobre ellos un proceso de filtración motivado por la naturaleza, tanto de los estímulos como del receptor.

- Los estímulos ya seleccionados llegan a las correspondientes áreas del cerebro produciendo una señal o sensación.

- La interpretación que damos a todas estas sensaciones, en nuestra percepción, es el precepto.

- A partir del precepto se logra la formación del concepto mediante estas etapas:

  • Discriminación: Los preceptos se diferencian reconociendo las cualidades comunes y distintas de los mismos. Así se va estableciendo una clasificación inicial, pues nombrar un precepto es clasificarlo, en parte.
  • Generalización: Con experiencias estimulantes, se confrontan activamente los preceptos diferenciados. Así se completa la clasificación inicial anterior, generalizándolos.
  • Abstracción: Las cualidades comunes entre los preceptos se van haciendo más funcionales y menos perceptuales, o sea, menos ligadas a cada precepto concreto. El producto final de esta abstracción es ya el concepto.

En segundo lugar los conceptos pueden ser de dos tipos:

  • Conceptos naturales: cuando las agrupaciones quedan definidas por características que dependen de la función asignada por el hombre, o de su hábitat, o de su comportamiento.
  • Conceptos formales: cuando las agrupaciones quedan definidas por características pura y esencialmente objetivas.

Los conceptos matemáticos hacen parte de los conceptos formales ya que no pueden lograrse únicamente por la acción directa del entorno cotidiano, sino solamente de manera indirecta desde otros conceptos que ya se hayan alcanzado.

Teniendo en cuenta los aspectos anteriormente expuestos podemos señalar el papel preponderante que ejerce el educador en la adquisición de los conceptos matemáticos, en la medida en que se encargue de construir estrategias metodológicas cimentadas bajo los siguientes parámetros:

  • El descubrimiento y adquisición de un concepto simple requiere menos experiencias y ensayos que el de un concepto compuesto.
  • Cuanto mayor es el número de características irrelevantes o distractores presentados (otras formas, colores, tamaños, etc), más difícil resulta la adquisición de un concepto.
  • En las primeras edades y niveles conviene un bajo número de distractores, pero a medida que el concepto se vaya consolidando es útil ampliar el número de distractores, para que el niño y la niña consigan extraer las propiedades conceptuales con una mayor independencia de cada caso concreto e, incluso, del mismo maestro o maestra.
  • Para ayudar al niño y niña a desarrollar los conceptos matemáticos es necesario enseñarles el lenguaje de la matemática, sus relaciones, sus procedimientos, sus métodos, su lógica, sus símbolos propios, su operatividad y cálculo, etc.
  • Hay variables difíciles de controlar porque están relacionadas con el mismo niño o niña, y que influyen en la adquisición de estos conceptos.
  • Cuanta mayor sea la capacidad discriminatoria del niño y de la niña, respecto de las características relevantes, más fácil será la adquisición del concepto.
  • Se mejorará la adquisición de los conceptos conjuntivos (grande “y” amarillo) mediante la presentación inicial de ejemplares positivos.
  • Se mejora la adquisición de los conceptos disyuntivos (grande “o” amarillo) mediante la presentación inicial de ejemplares negativos, o mediante la alternancia de ejemplares negativos y positivos.
  • La manipulación, experimentación y observación activa son base imprescindible para la adquisición de los conceptos matemáticos, en general, y de modo muy particular en Educación Infantil.

 

 Los conceptos de objeto-materia, razonamiento lógico, número, espacio, geometría, longitud, superficie, capacidad, volumen, tiempo y peso, son conceptos que para poder ser desarrollados requieren de procesos de motivación, estrategias que  partan de experiencias directas y toda experiencia que parta del método del descubrimiento, lo cual exige cumplir los “principios básicos del aprendizaje de la matemática” que son, según Dienes, los siguientes:

  • Principio de constructividad.
  • Principio dinámico.
  • Principio de variabilidad perceptiva.
  • Principio de variabilidad matemática.

 

Para concluir el maestro como mediador entre el conocimiento y el niño, esta llamado a recrear sus prácticas pedagógicas y construir ambientes de aprendizaje que favorezca el desarrollo de habilidades del pensamiento, que nos permitan  forjar un ser competente y activo en la resolución de las diferentes problemáticas del país.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


  • Mr WordPress: Hi, this is a comment.To delete a comment, just log in, and view the posts' comments, there you will have the option to edit or delete them.

Categories

Archives

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

%d bloggers like this: